Seychelles

Las islas del archipiélago de Seychelles son muy distintas, al norte puedes observar islas montañosas, verdecidas y graníticas, al sur las islas coralinas alejadas y llanas, las mismas se sitúan en el epicentro del lago y están cubiertas por casuarinas y por cocoteros. La mayoría de las playas de Seychelles son públicas y en pocas ocasiones tienen sombrillas y tumbonas para no molestar la vida de la fauna.
Las costas de la Seychelles preservan un medio ambiente salvaje, y tiene algo muy característicos, cada playa posee su propia particularidad con un color de arena distinto. Estas islas mantienen tanto la flora como la fauna muy bien conservada, desde el popular coco fesse que es el símbolo del archipiélago, hasta la diversidad de especies de aves y como dejar atrás las tortugas gigantes.
La cultura de Seychelles es multicultural y multicolor, es una combinación de pueblos y religiones; los europeos, asiáticos y africanos, contribuyeron al enriquecimiento y a la formación de esta civilización. Podemos percibir las influencias en el arte, la arquitectura, la música, la danza y la cocina de Seychelles.
Es indispensable destacar, que aunque Seychelles es un grupo de islas con poca extensión, cuentan con una diversidad de disciplina como también de artistas, los cuales se pueden distinguir en todos los niveles. Sin embargo, la creatividad que deriva de esta región la podemos percibir en cada rincón, en los sorprendentes paisajes con unos colores extraordinarios que se reflejan con brillo en la mirada de sus pobladores, y más aún cuando disfrutamos el exquisito sabor de sus platos.
Entrégate por completo al sonido del tamtan y del banjo, y descubre que este hermoso pueblo tiene mucho que ofrecer y compartir a sus turistas. Si te sumerges en las profundidades de sus aguas, puedes disfrutar de una extraordinaria riqueza marina, donde podrás deleitar los peces de colores, delfines, manta rayas gigantes, tiburones ballenas etc. hasta puedes practicar snorkel y nadar junto a las tortugas marinas.

Sin lugar a dudas Seychelles, es un pedazo de paraíso rociado por el Índico, con un paisaje marino y terrestre imponente, este lugar es un encanto, su rica arena blanca y muy fina, sus tranquilas aguas color turquesa, y las diversas especies de tortugas gigantes entre otros animales marinos, hacen de este lugar un encanto natural.
No se puede dejar atrás su extraordinaria gastronomía, como los pescados frescos, las frutas tropicales, las aves, las carnes que son unos manjares para la comida exótica y de fusión. Así como la combinación de las distintas culturas francesa, criolla e india que han plasmado las huellas en la isla y en su cocina.
Deléitate el pulpo con leche de coco, vieira con mantequilla de ajo, murciélago alimentado con frutas al curry; esto por nombrar algunos de los platillos extravagantes, los cuales se acompañan con unos ricos zumos naturales de papaya, mango o maracuyá.
A quién le apasiona la naturaleza, al enamorado, al hedonista o quién reúna todas estas cualidades, tiene una gran posibilidad para conocer los secretos del océano, lo ideal es andar en el crucero, sin embargo, se pueden hospedar en uno de sus lujosos hoteles, y realizar deportes acuáticos, explorar la hermosa fauna y la exuberante flora tropical, la granítica rocas talladas por el viento, bucear en sus ricas aguas y tomarse un daiquiri a la orilla de la playa. Estos momentos son únicos e inolvidables.
No dejes de visitar en Beau Vallon, al restaurante Boat House que es un clásico, con un espectacular buffet criollo, en la isla Round el Chez Gaby es muy famoso por ofrecer la mejor  comida criolla en toda Seychelles. Por otro lado, en la isla de Saint Anne, Le Mont Fleuri, brinda una cena de altura en un área elevada sobre unos inmensos postes con vista a Mahé. Se puede agregar que, hasta hace poco tiempo que estas islas perdidas en el Índico, entre India, Madagascar y África eran conocidas por expertos en destinos de lujo y muy pocos empresarios, celebridades y viajeros Vip la elegían para pasar unos días, en un lugar exclusivo y soñado.
Las islas Seychelles, ahora son muy visitadas cada día van más turistas a explorar su gran belleza natural, ellas siempre estuvieron allí con sus frescas aguas color turquesa, los hermosos bosques tropicales, sus lindas playas de arena blanca, las tortuga inmensas y el espléndido resorts que crea una excelsa sintonía con el entorno natural.   
La cultura de la isla no es autóctona, ya que se han preservado aspectos de orígenes africanos, se puede percibir mediante el sombre moutia, el cual es un típico baile de las islas con unos ritmos muy fuertes entre malgaches y africanos. En la música es donde se halla el sincretismo manifestado por las distintas influencias china, árabe, francesa, europea, hindú e inglesa. La orquesta clásica está conformada por; banjos, makalapos, acordeones, violines, el zez, tambores africanos y el bom  el cual es un instrumento arqueado.
Cerca de las hermosas islas de Madagascar y Mauricio, el archipiélago de Seychelles tiene un total de 115 islas de la cuales solo 30 están habitadas y que fueron descubiertas por los árabes, este lugar tiene una rica historia donde se marca, por todos los siglos de dominación que se alternaron entre los ingleses y franceses; hasta que en el año 1976 se declararon interdependientes.
La Isla considerada con más  relevancia  de este archipiélago es Mahé, su capital es Victoria es una de la más pequeña a nivel mundial, viene siendo sede de los organismos, financieros, estatales, administrativos. Tiene un aeropuerto internacional lo que se establece como un icono en la ciudad.
También podemos hacer mención de Praslin, esta se encuentra a 15 minutos de Mahé; se determina como la segunda isla más relevante y la cual preserva la playa más hermosa de Seychelles, la Anse Lazio. Con una arena blanca y sus cristalinas aguas turquesas vienen a constituir unas de los atractivos más emblemáticos de la isla, además del hermoso Valle de Mai, un bosque virgen donde se hallan los populares cocos de mar, una semilla que tiene una longitud entre 30 y 40 centímetros de diámetros que lo proporciona una palmera que es exclusiva de la isla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Iznajar

Puente de Brooklyn.

Viajar a Praga